Saltar al contenido

Información sobre las arañas

Información sobre las arañas - AracnidoAyuda

Las arañas, esos seres que a pesar de no ser los animales más grandes del mundo pueden llegar a asustar a casi cualquier persona que les tenga fobia. Además, el hecho de no poseer un gran tamaño no representa para ellas un impedimento a la hora de cazar animales más grandes. Bien sea con la gran ayuda de telarañas o con su propia fuerza. Las arañas son esos seres magníficos con una preparación natural tan amplia que son consideradas oficialmente como depredadoras dentro de un ecosistema.

La variedad de tipos de arañas que existen en la actualidad es realmente inmensa. Intentar estudiarlas a profundidad parece una tarea bastante extensa. Sin embargo, no es imposible. A continuación, hablaremos sobre diversas generalidades sobre las arañas que demostrarán lo únicas e importantes que son dentro del reino animal.

Anatomía de las arañas

El cuerpo de una araña está dividido en dos grupos conocidos como tagmas: El primero de ellos es el prosoma (cefalotórax) y el otro lleva por nombre opistosoma (abdomen). Ambos se encuentran parcialmente divididos por un estrecho pedicelo, o como lo conocemos los humanos “cintura”.

Por un lado, el prosoma contiene los quelíceros, unos apéndices que se encuentran conectados por glándulas venenosas, estas a su vez van a tener la función de colmillos. Es precisamente este órgano el que utilizan para la inyección de veneno. Todas las arañas realizan diferentes procesos de muda, justo allí es cuando desechan su exoesqueleto que ya se encuentra bastante desgastado. Las arañas adulto mudan su piel al menos una vez al año.

La anatomía externa de una araña se encuentra compuesta por Ojos, pelos, quelíceros, colmillos y pedipalpos. Estos últimos sirven a su vez para manipular alimentos y también facilitar la reproducción en el macho. Por otro lado, también se componen del opistosoma en esta cavidad se ven incluidos órganos como: El pulmón, el tubo digestivo, la glándula de la seda, el corazón, el intestino y el ano. Cuentan con cuatro pares de ojos a excepción de las arañas haploginas y capónidas que suelen tener seis.

Color de las arañas

La coloración de una araña puede ser ampliamente diversa. Existen muchas combinaciones como pueden ser: Crema, rojo, cobre, blanco, negro, marrón, naranja, gris, azul, rosado y verde. Algunas especies son de un color uniforme en todo su cuerpo mientras que otras pueden presentar diferentes patrones o rayas.

Hábitat de las Arañas

El hábitat favorita de las arañas son: Selvas tropicales, sabanas, desiertos, matorrales y bosques. Aunque, también son perfectamente capaces de extenderse por territorios urbanos. Las arañas del tipo lince o oxiácidos, son animales cuyo hábitat es cualquier zona tropical repleta de plantas y flores, de hecho pueden ser encontradas en casi cualquier rincón del mundo a excepción de regiones del Ártico y el desierto de Sahara.

Por otro lado, las famosas arañas cangrejo gigantes suelen ser las que se conocen por ser mucho más específicas en cuanto al ecosistema que habitan ya que prefieren zonas de ambientes del trópico y subtrópico, como por ejemplo: Australia, Nueva Zelanda, Asia, Europa, Sudáfrica y Hawai.

Alimentación de las arañas

La alimentación de las arañas dependerá en gran medida del tipo de especie que sean. Sin embargo, como línea general suelen alimentarse de otros insectos como son: Grillos, moscas, mantis religiosas, caracoles, ranas y tarántulas. Además de ratones y serpientes así como diversos peces y algunas aves pequeñas. También son capaces de alimentarse de otros tipos de arañas y sus huevos.

Algunos ejemplos de alimentación en arañas abarcan a diversas especies. La araña calavera (Pholcus phalangioides) es un animal que prefiere consumir diversas arañas de menor tamaño y distinto grupo taxonómico e incluso, a otras compañeras de la misma especie. También, otra especie conocida como la viuda negra (Latrodectus mactans) se alimenta de los machos de su misma especie justo después de su apareamiento.

Además, varios tipos de arañas comen diversos artrópodos muertos, por lo tanto se les conoce como “Arañas Carroñeras”. Por último, existen arañas que aprovechan los diversos nutrientes que se obtiene de sus propios exoesqueletos después de las mudas.